Prostitutas menores prostitutas amateur barcelona

prostitutas menores prostitutas amateur barcelona

Hablemos primero de cómo surge este proyecto tan poco habitual. Laura de la Cruz: El proyecto empezó hace dos años, durante el centenario de la muerte de Enriqueta Martí, la mujer sobre la que se basa nuestro proyecto.

Vivió hace un siglo en el Raval y fue condenada por un caso de trata y asesinato de niños. Durante el centenario se programó un musical en Barcelona y algunos eventos para darle cierta relevancia, pero tampoco tuvo mucha… Nos sorprendió que una historia con un potencial tremendo no se hubiera explotado para nada.

Nosotros tuvimos problemas en ciertos sitios a la hora de grabar. Porque es una historia que todavía se cuenta hoy en día. No se ha explotado en el cine y de otras maneras, pero si vas a dar un paseo, alguien de la ciudad te la cuenta, por la curiosidad y por el morbo.

Enriqueta Martí mataba niños con una finalidad concreta: Habéis escogido este punto concreto de la historia para hilar vuestro cortometraje…. Por otra parte, se puede hacer una analogía, salvando las distancias: Enriqueta Martí secuestraba menores en una época en la que había muchos niños. Tampoco se puede afirmar que la migración y la estadía en una gran ciudad, acompañadas por la entrada en la prostitución, permitan seguir estudiando.

En cambio, es cierto que muchas trabajadoras mantienen a sus hermanos, permitiéndoles seguir sus estudios. Si las mujeres tienen una evidente desventaja en la educación que repercuta en bajos niveles de remuneración en el mercado laboral, eso no es propio de las que llegan a negociar sexo. Al contrario, el hecho de haber alcanzado cierto nivel escolar podría jugar un papel no despreciable en la entrada y la permanencia en la prostitución. Si bien el nivel educativo promedio de las trabajadoras sexuales no difiere significativamente del de las mujeres bolivianas en general, la tabla 6 permite apreciar varias diferencias en función del lugar de nacimiento o de trabajo.

En el caso de Oruro o Potosí, vislumbramos una inmigración importante de mujeres con un nivel bajo de educación primario desde Santa Cruz o Beni. Observamos, entonces, que el nivel educativo puede influir sobre el lugar de trabajo, al ser mayor la migración de las mujeres con menores niveles hacia las regiones mineras o de colonización. La casi totalidad corresponde a la pequeña provincia, en general rural. Una de las principales conclusiones de nuestro estudio es la centralidad de la movilidad en la vida de las trabajadoras sexuales, estrategia que suele ser anterior a la de la prostitución.

Muchas mujeres se han iniciado en ciudades a las que habían migrado por otros motivos, en particular, en busca del empleo doméstico, la esperanza de alcanzar un cierto nivel de educación, la recomposición familiar en torno de parientes que ya habían migrado y, para las mas jóvenes, un deseo de independencia.

Pero la migración no siempre cumple con esas promesas. Al alejar a las mujeres del entorno familiar, se produce, en cambio, el primer requisito para la entrada en la prostitución: Una vez instaladas las mujeres en la prostitución, la migración se transforma en circulación nómada.

Los embarazos precoces y la migración previa son elementos recurrentes de la trayectoria de las trabajadoras sexuales; sin embargo, las historias de vida no permiten vislumbrar características familiares o personales propias de las mujeres de los lenocinios, si no es de haberse dado la oportunidad de entrar en el ambiente cuando estaban muy necesitadas de dinero y techo. Al igual que lo observado en el conjunto de la población migrante, la migración de las prostitutas es una circulación por etapas.

Los flujos hacia las capitales departamentales no provienen del mundo rural, sino de otras ciudades grandes o intermedias. Esta migración por etapas inscribe las trayectorias individuales dentro de historias familiares: Las oportunidades económicas de las ciudades de destino se conjugan con su accesibilidad en relación al lugar de nacimiento de las mujeres: No se trata de buscar un lugar en el cual vivir a mediano o largo plazo, sino de seguir el dinamismo económico.

En este sentido, la circulación de las trabajadoras sexuales se asemeja a la de los emigrantes que partieron solos para España con la esperanza regresar con un capital para invertir. Al igual que la entrada en la prostitución suele ser favorecida por un encuentro y los consejos de una mujer o un hombre del ambiente, la elección de los lugares de destino resulta de un intenso intercambio de informaciones dentro de los lenocinios: Esto demuestra que la entrada en la prostitución no sólo tiene que ver con la oferta de la mano de obra y, por ende, con las características sino también con la demanda.

Al contrario de las interpretaciones esencialistas sobre la "naturaleza" de las mujeres "cambas", el dinamismo del mercado del sexo de Santa Cruz amplifica el efecto "bola de nieve"; sus ventajas, en comparación con las "cholitas", consisten en poder trabajar a lo largo del país. Los clichés alimentan la promoción de la "joven", "universitaria" o "camba", que ocupa la parte delantera de la escena en los anuncios de los periódicos y de los sitios de Internet. Esta lógica contrasta con el imaginario que considera a la prostituta como el objeto pasivo de negocios ajenos, o como un ser irracional y ajeno a las estrategias laborales convencionales.

Amatller, Patricia , Trabajadoras del amor: Becker, Howard [] , Outsiders: Gustafson, Bret , "Spectacles of Autonomy and Crisis: Ministerio de Desarrollo Sostenible y Planificación , Migración interna. Schettini Pereira, Cristiana , "Lavar, passar e receber visitas: En Bolivia, la tenencia de establecimientos de prostitución es legal pero su ejercicio no se inscribe en el marco de la Ley General del Trabajo. En Bolivia, los lenocinios son reglamentados por las municipalidades, las cuales otorgan permisos y vigilan el cumplimiento de requisitos, como el pago de impuestos, la exclusión de menores de edad y de quienes no tienen al día la libreta de salud.

El reglamentarismo no implica el reconocimiento de los empleados como trabajadores respaldados por la ley general del trabajo ver nota 2.

Estas cifras son mayores, por supuesto, en aglomeraciones como La Paz, El Alto o Santa Cruz, que cuentan con un millón de habitantes, aproximadamente. Para una explicación del uso de la prueba Khi2 de Pearson, ver http: Algunas se estabilizan, otras los confían a sus parientes. Algunas ahorran para abrir un negocio propio, lo que constituye su principal objetivo. Coordinadora de la oficina de Crisis de trabajo, el empleo, los ingresos en las sociedades del sur.

Algunas de sus investigaciones en Bolivia son: Este programa se ha desarrollado en colaboración, desde , con el Centro Internacional de Agricultura Tropical de Cali, Colombia CIAT , en su componente de innovación para el desarrollo rural y de planificación territorial participativa. Durante su carrera, ha sido docente de varias universidades francesas y andinas y ha acompañado a varios estudiantes como tutor de maestría y doctorado. Actualmente es asistente de investigación en varios proyectos con financiamiento externo.

Abstract Nowadays, the exercise of prostitution is almost always linked to migration and mobility. Las trabajadoras extranjeras Bolivia no es un destino atractivo para los candidatos a la migración internacional y tampoco lo es para los trabajadores sexuales. El nivel educativo de las trabajadoras sexuales La proporción promedio de las trabajadoras sexuales que tienen un nivel educativo primario o inferior es de Sobre los autores Pascale Absi: La pregunta que surge es: As, son madrigueras de gente marginal y focos de epidemias no siempre controlables sanitariamente dadas las deplorables condiciones de higiene.

Allí viven familias apiñadas que duermen todos juntos en una promiscuidad en que las intimidades prohibidas se hacen inevitables exacerbadas por el alcohol y las drogas. Algunas adolescentes pasan por la experiencia ingrata de ser asaltadas por jóvenes maleantes, naciéndoles un solo pensamiento: Para lograrlo se van con el primer hombre que le promete protección y tras algunos engaños la prostitución suele ser el fin de sus existencias.

La anorgasmia de las prostitutas es un hecho conocido y favorece o da oportunidad a que muchos hombres puedan realizar el aislamiento neurótico del goce y la ternura, Son aquellos que por inhibición emocional no pueden "desear allí donde aman, y no pueden amar allí donde desean" porque se angustian.

A las prostitutas les sucede lo mismo. Entregan su cuerpo, pero no su mente, que permanece ausente en una fantasía alejada de la realidad. Estos señores a los genéricamente se lo suele llamar "ejecutivos", muchas veces son los responsables de desencadenar conductas prostituidas.

Cuantas aspirantes a locutoras, actrices, secretarias, modelos, sufrieron este proceso para poder llegar a tener un status dentro de su profesión. Ciertas mujeres enmascaran su verdadera profesión prostitutas , simulando tener ocupaciones decorosas con las que justificarse ante el "mundo" como una pantalla, y en realidad son las replicas argentinas de las "call girls" americanas.

Practican la prostitución de alto nivel, son las chicas que a cambio de suculentas remuneraciones son requeridas por importante empresas para "amenizar" una reunión de ejecutivos sobre todo cuando hay que concretar importantes negocios con otras empresas o cuando llegan hombres de empresas extranjeras a los que hay que "agasajar" convenientemente. Sin hablar de las que pululan por ciertas confiterías o lugares de reunión en la jerga "gatos" a la espera de lograr "levantar" a ciertos personajes para poder resolver sus ambiciones personales y requerimientos económicos.

Por otra parte existen prostitutas lesbianas que ejercen el rol de rufianas y que inician a otras en la prostitución. Proclividad al desorden financiero, el derroche y al lujo ostentoso. Conductas irreflexivas superficiales y transgresoras. Tendencia a la diversión y aturdimiento en una supuesta vida dedicada a pasarla bien, que contrasta con el pesimismo y desesperanza con que vivencia su futuro.

Falta de discernimiento entre lo verdadero y lo falso. Espíritu aventurero irreflexivo sin medir las consecuencias. Cierta ingenuidad y credulidad en las promesas de terceros.

El orgullo de ser explotada, hecho que facilita la participación de un proxeneta. Entre los factores sociales que la impulsan se encuentran: Entre las conductas actuales observadas a veces no es sencillo delimitar entre una conducta liberal y una prostituida; una sexualidad libre, de una sexualidad promiscua y sobre todo las manifestaciones de una prostitución enmascarada. Suelen trabajar socialmente en otra cosa. Son las que se muestra a la vista y son conocidas por todos.

Constituye en la persona que fomenta la actividad del TSC. Varón o una mujer con los contactos suficientes para promover, facilitar o contribuir a la prostitución de personas de cualquier sexo. Es un tercero que se entromete entre dos personas, para que una acceda al deseo carnal de la otra. A Ocasionales o circunstanciales: Delincuente excarcelado sin trabajo al que protege.

Vividores con condenas reiteradas por proxenetismo. Violentos por adicción por el dinero. Prostitutas lesbianas que ejercen el rol de rufianas. Los bisexuales "taxi boys" son aquellos varones que ofrecen sus servicios sexuales tanto a varones como a mujeres. El prostituto recibe diferentes denominaciones: El varón travestista que se prostituye ofreciendo sus servicios sexuales exclusivamente a hombres, asumiendo ambos roles: Las mujeres pagan mejor.

No se encuentran organizados como la prostitución femenina. No hay un servicio de salud o de asistencia social dentro de un marco integral para un mejor acercamiento al fenómeno.

El cliente es una categoría de sumo interés, tomando en cuenta que éste es el alma y la razón de la existencia del TSC. En su generalidad, el cliente es anónimo. Uno puede interrogarse sobre las motivaciones de los clientes, quienes acceden a este tipo de servicios. Pero las respuestas son pocas, ya que los mudos de la historia son los clientes.

Sin embargo, se puede afirmar que en líneas generales los clientes al recurrir al TSC femenino buscan remedio a dos clases de trastornos:. En lo referente al TSC masculino, se puede advertir que los clientes varones desean satisfacer sus impulsos homosexuales con estos servidores sexuales, en tanto que se puede presumir que las clientes mujeres manifiestan una insatisfacción sexual con su pareja formal, o bien por que buscan una aventura informal sin complicaciones de otro tipo.

La prostitución infantil y juvenil es otro gran problema, ya que atenta contra un grupo altamente vulnerable y desprotegido.

Ésta generalmente se debe a problemas de pobreza, la cual se ve agudizada debido al régimen económico en actual vigencia. Se identifican las siguientes características sobre la prostitución infantil y juvenil en especial en América Latina:. Así a los determinantes económicos se suman factores culturales que reproducen y mantienen la situación de opresión de la mujer. La prostitución es una expresión de esta opresión, pero también, de la opresión a otros grupos vulnerables como niños, niñas y adolescente.

Si bien se reconoce que también existe prostitución de varones, se entiende que la mayoría son niñas y jóvenes de sexo femenino. Los Medios de Comunicación Social entregan contenidos y mensajes que contribuyen al desarrollo de una sexualidad malsana que utiliza a la mujer y los niños como objetos publicitarios.

Los sistemas legales de nuestro país presentan serias deficiencias en relación a los menores: Las autoridades en muchos casos, lejos de resguardar los derechos ciudadanos, establecen redes de complicidad con quienes detentan el poder económico ligado a la explotación sexual. Estas redes tienen distintos niveles de visibilidad en los países. Los problemas no terminan con el hecho de que un niño, niña o adolescente se prostituya. La sociedad en general ingresa en un período de franca descomposición, lo cual implica un deterioro general en las condiciones de vida, una pérdida de valores y una agudización de la anomia.

También es importante considerar que un niño o niña no puede, debido a su edad y todo lo que ello implica, discernir entre salud y enfermedad, prevención y cómo realizarla.

La violencia en este medio determina la creación de lazos de solidaridad en el grupo de pares, pero también el deterioro de la autoestima. Existen casos en los que niños, niñas o adolescentes son forzados a prostituirse por presión física o coerción por parte de una persona adulta muchas veces inclusive por parte de los padres. Este proceso se ve frecuentemente ligado al secuestro. Otras enfermedades venéreas son el herpes simple, el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida SIDA , la tricomoniasis, el chancro blando, el linfogranuloma inguinal, el granuloma inguinal, etcétera.

Casi todas ellas pueden transmitirse de la madre embarazada al embrión o feto, por la placenta. Algunas, como la sífilis y el SIDA, lo hacen también a través de las transfusiones sanguíneas. Aunque el término de SIDA es ampliamente usado para fines médicos, ha sido sustituido por clasificación que describe etapa por etapa la infección por el VIH.

Su tratamiento implica el reconocimiento de la individualidad del hombre, sus potencialidades, así como sus limitaciones. Podemos observar que los derechos humanos suponen el imperio del derecho y la existencia de una democracia constitucional en la cual los principios de legalidad y legitimidad sean reconocidos.

En la actualidad se define la moral como la ciencia que se ocupa de enseñar a los hombres a distinguir el bien del mal, de acuerdo a las conveniencias y al grado de evolución de cada sociedad. En los pueblos primitivos, se considera que es un bien dar muerte a los padres ancianos para que no sufran, pero en los pueblos civilizados tal cosa se considera como un crimen.

El denominativo actual de TSC debería implicar un reconocimiento legal por parte del Estado. Sin embargo, en los hechos se ve cómo las actividades de las y los TSC oscilan entre la legalidad de un trabajo como cualquier otro y la cuasi ilegalidad de una estrategia de supervivencia.

En suma, las estrategias de supervivencia implican para el sujeto que apela a éstas el tener que vivir en permanente confrontación con el Estado y sus instituciones, desamparado de la protección integral de sus derechos fundamentales y potencialmente víctimas de algunos elementos de las instituciones estatales. Tal vez es así como consideran a todas las mujeres, tal como dicen las mujeres liberadas. La prostituta, sobre todo cuando su TSC es de bajo nivel social presenta las siguientes características:.

Sobre la definición de víctima, puede afirmarse que víctima es no sólo el sujeto individual, sino también una colectividad, en tanto y cuanto se viola alguno o algunos de sus derechos legalmente reconocidos.

En el caso de las y los TSC se les puede considerar víctimas en los siguientes casos:. Muchas veces se priva de libertad a estas personas ante una denuncia no comprobada;.

prostitutas menores prostitutas amateur barcelona Con la caída de Roma en d. This is not just to understand the territorial configuration of the sex trade, but also to restore some social features to a category of people who tend to fade behind prejudices. Habéis escogido este punto concreto de la historia para hilar vuestro cortometraje…. Durante la Primera Cruzada, foro prostitutas callejeras prostitutas en tanga mujeres pagaban su viaje vendiéndose en las ciudades de la Ruta. Prostitutas menores prostitutas amateur barcelona intentaron perseguir sus estudios en paralelo. En la antigua civilización etrusca se conocía y admitía la prostitución, hasta el extremo de aceptar que muchas jóvenes formaran su dote con los fondos que recababan con su ejercicio. El sistema abolicionista persigue a aquellos agentes que inducen, mantienen, permiten y se benefician de la prostitución ajena.

Por otra parte, se puede hacer una analogía, salvando las distancias: Enriqueta Martí secuestraba menores en una época en la que había muchos niños. Ahora, nosotras lo hemos llevado al tema de los extranjeros, los turistas y guiris de Barcelona. No queremos con esto que nadie imite a nuestra protagonista, pero hay tantos turistas que generan rechazo para muchas personas.

Al final eso crea una crispación de convivencia. Hay otro aspecto muy interesante del corto: Si pudiéramos sí, pero somos amateurs, así que hemos jugado nuestras bazas y nuestras posibilidades.

Ves mujeres de 60 años que son prostitutas y tienen sus clientes de siempre. Esperemos que cambie, pero que no mate. La cultura del Raval tampoco puede ser asesinada. Pues hasta cierto punto sí, lo han sido desde hace mucho tiempo. Una personalidad excesiva… Sí, es excesivo, pero realmente es lo que te encuentras en el Raval: Hay que notar que nuestros años de referencia corresponden al despegue de los precios internacionales de los minerales.

Las historias de vida muestran que el cultivo de la hoja de coca ha desempeñado un rol similar al principio de , cuando dinamizó el mercado del sexo en las zonas de colonización, sobre todo en los trópicos del Chaparé. La primera es la centralidad de la migración: En el caso de Oruro, Tarija y Trinidad, existe también una proporción importante de trabajadoras nacidas en la misma ciudad;. La elección de ciudades bien conectadas transporte directo con los lugares de origen tiene que ver con lógicas familiares típicas de las situaciones de migración.

La mayor parte de las trabajadoras sexuales tienen hijos que dejan al cuidado de los abuelos maternos. El patrón de movilidad de las trabajadoras sexuales muestra, sin embargo, algunas particularidades en relación con las tendencias de la migración general de la población Mazurek, Para su importante mercado del sexo, la relativamente feble migración desde otros departamentos parece compensada por el hecho de que casi la mitad de las mujeres que se prostituyen en esta ciudad son oriundas de la misma el Inversamente, la fuerte atracción de Oruro y Potosí que, en general, suelen expulsar población, se explica por los fuertes efectos coyunturales de la minería.

Una movilidad que no empieza con la prostitución. De hecho, de los 41 itinerarios de vida que recogimos, 31 atestiguan que nuestras interlocutoras una de ellas chilena y otra ecuatoriana ya no vivían donde habían nacido antes de entrar en la prostitución.

De esta manera, la entrada en la prostitución y el nomadismo que la sigue se inscriben en las estrategias económicas de la población femenina en general. La entrada en la prostitución puede atestiguar las dificultades de las migrantes para lograr sus metas económicas, a la vez que refleja la vulnerabilidad, aunque también la libertad de las mujeres jóvenes que escaparon de la vigilancia de sus padres.

De hecho, de las 31 mujeres que ya habían migrado antes de ejercer la prostitución, 19 se habían iniciado en la ciudad donde residían entonces. En este sentido, parte de las mujeres entran en la prostitución en una ciudad distinta a la de su origen, aunque hayan vivido ahí luego de una primera migración. El rol de las terminales de autobuses de las capitales departamentales en el enganche de migrantes aisladas para la prostitución Aillón, Campos y Domic, confirma también el nexo con la migración.

Es sugerente el hecho de que 25 de las mujeres entrevistadas han tenido una experiencia previa de empleada "cama adentro" en una casa o un restaurante.

Estos empleos poseen la gran ventaja de no prescindir de capital económico, ni escolar, y de brindar alojamiento a las migrantes, así como apoyo económico del patrón adelantos, regalos , con quien la relación suele ser también invertida afectivamente. Estas facilidades, decisivas en situación de migración, son muy parecidas a las que ofrece la prostitución en lenocinio, lo que favorece el paso de un empleo al otro. La 'camba' lo que quiere es lujo, no quiere un buen catre así, la 'camba' no sabe trabajar.

La 'kolla' piensa primero en sus hijos, la 'camba' en sus uñas". Juicios expeditivos como éste de la dueña de local de Santa Cruz muestran cómo los imaginarios populares construyen conjuntamente las figuras estereotipadas de la "puta" y de la "camba" por contraste con las mujeres del Occidente. Antes de ser sobrerrepresentadas en los lenocinios, las mujeres "cambas" aparecen así, fantasmagóricamente, "sobrerrepresentativas" del arquetipo de la prostituta.

La densidad de sus discotecas, karaokes y choperías favorece el acceso de las jóvenes al ambiente de la noche, así como al encuentro con enganchadores. De hecho, de las 15 mujeres entrevistadas que nacieron en el departamento de Santa Cruz, nueve se iniciaron en la ciudad del mismo nombre; la mitad de las mujeres registradas en ella son oriundas del mismo departamento.

Las historias de vida brindan otra pista para comprender la mayor presencia de mujeres de tierras bajas en los lenocinios. Es difícil emplearse con un niño en brazos, y pocas actividades permiten cubrir a la vez sus necesidades materiales y el cuidado de niñeras. Hoy, las mujeres tienen a su primer hijo, en promedio, cuatro años mas jóvenes en las tierras bajas oriente y valles tropicales de La Paz que en las tierras altas Mazurek, Si bien los motivos reales de la presencia de las mujeres del oriente boliviano en los lenocinios tienen poco que ver con los clichés, éstos tienen consecuencias bien reales: Pero es igualmente verdad que al privilegiar el empleo de domésticas "cholitas" mujeres de la cordillera y de los valles occidentales que visten la pollera que marca el origen indígena , los patrones contribuyen a dar cuerpo a los estereotipos.

Dadas las mismas expectativas de los clientes hacia la mayor libertad sexual de las prostitutas "cambas", estas mujeres son incitadas a adecuar su comportamiento. La denominación "camba" llega así a figurar las fantasías masculinas antes que el origen de las mujeres; de hecho, paceñas, potosinas y chuquisaqueñas no dudan en presentarse como cruceñas o benianas para aumentar su cotización.

El peso de los imaginarios étnicos. Cualquier local prestigioso debe de contar con mujeres jóvenes, especialmente "cambas" y extranjeras, así como con algunas negras.

Dos deseos contradictorios orientan la libido de los clientes: De esta manera, la distribución de las mujeres entre locales y ciudades no se puede entender sin tomar en cuenta el peso de los imaginarios socioétnicos en el funcionamiento del mercado del sexo y sus ganancias diferenciales en función de su edad, de su origen y de las fantasías de los clientes. La edad promedio es de Siendo su prostitución prohibida por ley, los menores suelen ocultarse de los servicios de salud o falsificar sus papeles para obtener su libreta de salud.

En Bolivia, ser joven no impide tener ya una larga trayectoria laboral. Muchas intentaron perseguir sus estudios en paralelo. La juventud de las trabajadoras permite suponer que para la mayoría hay otra vida después. Este hecho parece corroborar la importancia de la proximidad de un mercado del sexo generalmente una ciudad grande para la entrada en la prostitución, la cual requiere, para las mujeres de las zonas rurales, esta etapa previa de migración que hemos analizado.

Las provincias del departamento de Cochabamba parecen ser una excepción por la fuerte proporción de mujeres que entran jóvenes en la prostitución en general, cuatro años antes del promedio nacional.

Las cifras en gris corresponden a las que han nacido en el mismo departamento en que trabajan. La tabla es ordenada por edad promedio creciente. Las mujeres mayores se encuentran en los departamentos con fuerte actividad minera o en las zonas de colonización, donde los locales parecen menos o nada exigentes en lo que se refiere a la edad de las mujeres que reciben. Creó casas especiales, a las que llamó Dicterion, que quedaban confinadas a ciertos barrios y eran monopolio del Estado, que las administraba y percibía impuestos especiales por su rendimiento.

Sobre éstas se imponía una serie de limitaciones: La vida de las dicteriades estaba rígidamente reglamentada, y sus costumbres eran controladas con mucha mayor severidad que las de sus equivalentes actuales. Pero al cabo de poco tiempo, la disciplina se relajó, bajo la influencia de las mujeres extranjeras que invadieron Atenas; las mismas lograron obtener tantas franquicias administrativas y policiales, que, al cabo de un siglo de la creación de los dicteriones, no era difícil encontrar a sus pupilas en los lugares sociales y hasta en el foro.

Dentro de la denominación genérica de cortesanas griegas se encontraban varios grupos, clasificados de acuerdo a las leyes que regían su actividad. El rango superior lo ocupaban las auletridas o tañedoras de flauta, que tenían una relativa libertad de movimientos, ya que podían trasladarse a cualquier sitio. Iban, generalmente, a fiestas de hombres solos, en las que se podía tasar discrecionalmente su trabajo de artistas y danzarinas.

A diferencia de las pornai que eran, en su mayoría, orientales, las heteras eran por lo general mujeres de la clase de los ciudadanos, que habían perdido su respetabilidad o que se negaban a aceptar la vida de reclusión de las matronas atenienses.

En la historia romana, en sus inicios, era casi nulo el meretricio, ya que no tenían todavía a Venus como diosa oficial. No podían casarse y llevaban un distintivo. Con la aceptación de los dioses Venus y Baco en el sistema religioso se incrementó el desenfreno sexual y alcohólico y con ello la prostitución. Ante esta situación se implantó leyes para frenar los excesos.

En la antigua civilización etrusca se conocía y admitía la prostitución, hasta el extremo de aceptar que muchas jóvenes formaran su dote con los fondos que recababan con su ejercicio. Marco Aurelio pone los cimientos en la reglamentación. La prostituta debía llevar su licencia stupri que sería la marca de la indignidad e infamia hasta su muerte. En el año a.

Con el advenimiento del cristianismo, comenzó la lucha contra la prostitución. Dioclesiano, Anastasio I y Justiniano trataron de poner un dique a las costumbres licenciosas de la época, ayudando a la rehabilitación de las mujeres caídas, mediante la destrucción de los registros donde constaba su posición infamante, y la anulación de las incapacidades que pesaban sobre ellas. La nueva religión condenó la corrupción e hizo conocer el dogma del pecado mediante el cual se predicaba una moral muy severa que honraba la castidad y la continencia, y sancionaba la monogamia como ley sagrada.

Su éxito no fue completo, ya que la prostitución continuó su camino en el ocultamiento y el disimulo; sobrevivió pese a tener que franquear barreras éticas y morales totalmente nuevas. En el siglo IX Carlo Magno ordenó el cierre de todos los establecimientos donde las mujeres se permitían tener relaciones sexuales promiscuas y dispuso el destierro de las prostitutas. Pero dada la gran corrupción de las costumbres, las medidas legales resultaban inocuas. Durante la Primera Cruzada, algunas mujeres pagaban su viaje vendiéndose en las ciudades de la Ruta.

Y las Cruzadas siguientes vieron engrosadas sus filas por numerosos contingentes de mujeres vestidas de hombres, que llegaron a crear verdaderos burdeles alrededor de la Tienda Real. Pese a la devoción religiosa imperante en esa época se toleraba a las prostitutas por considerarlas un mal necesario: Durante el imperio de Diocleciano la prostitución bajó notablemente gracias a la reevaluación social y religiosa producida por el cristianismo. Con la caída de Roma en d. Posteriormente, todos los emperadores cristianos se esforzaron en atajar y reprimir la prostitución.

La prostitución masculina, por otra parte, acabó por tomar tanto incremento desde el siglo V a. Tampoco era infrecuente que los hombres se prostituyesen a las mujeres, como se encuentra mencionado en el libro bíblico de Ezequiel y aparece en las poesías de Juvenal y Marcial. La Edad Media no rompió con las tradiciones de la antigüedad en lo referente a la prostitución, adoptando, por el contrario, muchos de sus puntos de vista.

En general, la prostitución en las ciudades medievales y especialmente las del norte, adoptó la forma cerrada de los burdeles, aunque no faltaban casos de la ambulante en forma de danzarinas o tañedoras de arpa y cítara. Si el Talmud menciona casos que recuerdan las costumbres grecorromanas, es sólo por efecto de la influencia de las mismas, existiendo sectas intransigentes como las de los Esenios que vedaban toda relación sexual ilícita.

Sólo en el oriente bizantino e islamita se hallan ejemplos que recuerdan los de las modernas urbes mundiales en esta parte. El nuevo decreto especificaba en qué zonas de París podían vivir las prostitutas, reglamentaba su forma de actuar, la ropa que podían usar y las insignias que las caracterizaba, se las sometía a una inspección y control de un magistrado policial, que llegó a ser conocido bajo la denominación de "rey de los alcahuetes, mendigos y vagabundos".

En Génova y Venecia, la prostitución estuvo reglamentada administrativamente bajo la dirección de una mujer a quien llamaban "reina", que se encargaba de hacer respetar en forma estricta los reglamentos policiales. En Inglaterra había una cadena de burdeles cerca del puente de Londres, que en un principio obtenía su licencia del Obispo de Winchester y luego del Parlamento. En bajo el reinado de Enrique II se dictó una serie de ordenanzas, con las que se trató de evitar la propagación de las enfermedades venéreas.

Con el advenimiento de la Reforma, las costumbres cambiaron totalmente, y se insistió sobre la necesidad imperiosa de castidad. En , en Inglaterra se llegó a considerar la fornicación como una felonía, que al reiterarse podía acarrear la pena de muerte. Alfonso el Sabio de Castilla reglamentó ya la prostitución, ofreciendo cuadros vivos de ella las inmortales obras de Fernando de Rojas y del Arcipreste de Talavera.

Desde principios del siglo XIX esta institución se generalizó en todas partes, y fue considerada por los distintos Estados como una necesidad desagradable a la que era necesario reglamentar y de la que era conveniente sacar beneficios pecuniarios. La prostitución reglamentada se impuso a lo largo de lo que podríamos considerar, época moderna, desde principios del siglo XX, esta institución se generalizó en todas partes y fue considerada por los distintos Estados como una necesidad desagradable a la que era necesario reglamentar y conveniente sacar beneficios pecuniarios.

Por ello, se parte el presente apartado con la prostitución durante la Colonia. La prostitución parece haber llegado a América por la vía de la importación. Sin embargo, las nativas también fueron obligadas de una u otra forma a prostituirse. No se castigaba a las indígenas que eran seducidas, amancebadas o prostituidas por los españoles, recibiendo muy suavemente éstos [los españoles] las sanciones.

Había también entre las muchísimas leyes de Indias varias tendentes a proteger el sexo débil indígena, tales como aquellas que prohibían que las indias fueran obligadas a acompañar en los viajes a los españoles y a salir de su residencia, igualmente que tampoco se aceptaba por las autoridades denuncias de amancebamiento con clérigos si éstas no tenían el resguardo de las correspondientes pruebas, a fin y objeto de poner a las mujeres indígenas a salvo de calumnias.

La vida sexual de la época ofrece a la observación la característica del contubernio del sexo con la religión. Es notable observar que los hidalgos españoles o los "acaballerados" que desprecian a las indias racialmente, no las repugnan como sus queridas o sus prostitutas, formando con ellas verdaderos serrallos en sus haciendas o conviviendo con las mismas en la ciudad.

Hay una pregunta que mucha gente se hace: Puede constituir un acto degradante para mucha gente desde el punto de vista ético, pero no delictivo. En nuestro país la prostitución se reglamentó en regulación estatal del ejercicio de la prostitución en las casas de tolerancia.

En se modifica por una ordenanza municipal y en la Capital se hace "abolicionista" supresión de las casas de tolerancia donde se ejerza la prostitución tomando auge las casas de tolerancia en las comunas limítrofes del Gran Buenos Aires. En ese mismo año , se modifica el Art. En otras palabras la ley suprime el prostíbulo no la prostitución. Ambos derogados posteriormente derogados por ley Por ello, en sus legislaciones penales, federales o locales, el ejercicio de la prostitución no aparece tipificada como delito.

Sin embargo, en los niveles locales persiste el prohibicionismo, tanto en disposiciones municipales y en reglamentos administrativos como en las disposiciones policiales. En lo que difieren los tres sistemas es en el tratamiento legal que otorgan a las personas involucradas. En estos sistemas todo gira alrededor de la prostituta. Para el Estado moderno, fundado en la democracia, en las libertades individuales, en los Derechos Humanos y en el respecto por la diversidad, ninguno de los tres sistemas da respuesta a los reclamos por lograr que los derechos de los as trabajadores as sexuales sean respetados.

Cada vez menos en los países civilizados en que las disposiciones jurídicas se limitan a prescindir de la prostitución sin tomarla en cuenta, existen dos posiciones: Bajo el sistema reglamentarista, el Estado asume el control de la actividad. Identifica y registra la oferta, a través de licencias o de credenciales, y a partir del reconocimiento del riesgo de contagio de infecciones de transmisión sexual ITS. La prostitución, bajo esta postura, es un mal necesario que se debe controlar cuidando la higiene de la población.

Con esta visión se llega a equiparar a los TSC como transmisores de enfermedades. En la actualidad, producto de la ausencia de un Reglamento que norme esta actividad, permitiendo identificar derechos y obligaciones de las y los TSC, como también de los dueños de locales, clientes y autoridades civiles y policiales en relación a esta actividad, se sucede una serie de violaciones a los derechos fundamentales de las personas, lo cual promueve una espiral de violencia que muchas veces es ocultada, favoreciendo así la continuidad de una situación intolerable en un Estado de Derecho.

La represión penal es la característica principal que define a este sistema. Se pretende eliminar tanto la reglamentación como el ejercicio de la prostitución. En un amplio sector de la doctrina jurídica prevaleció esta corriente que, siguiendo a César Lombroso, establece una equivalencia entre TSC y delincuente.

Es típica de los países anglosajones. Implica la creencia de que el instinto puede y debe satisfacerse sólo en las salidas reconocidas por la moral y por la ley, o sea, dentro del matrimonio.

Actualmente, el sistema abolicionista predomina en el escenario internacional. Se fundamenta en la consideración de que toda prostitución es una explotación del cuerpo del ser humano, y que la reglamentación de la actividad sólo consigue perpetuar esta injusticia. Grey Buttler funda en la Federación Abolicionista Internacional originalmente denominada Federación Continental para la Abolición de la Regulación de la Prostitución con delegaciones en la mayoría de las naciones europeas y en Estados Unidos.

Una cantidad importante de los gobiernos en Occidente adopta la tesis abolicionista en parte por la presión internacional generada sobre el tema, siendo que las leyes prohibicionistas que sobrevivieron a la segunda mitad del siglo XX se enmarcan en una tendencia de moralización de la post-guerra.